La tarea principal del grupo celular de discipulado es recuperar el ministerio de los santos. Los discípulos son estudiantes que buscan imitar el comportamiento y los valores de otro. Eso es lo que queremos. Personas que miran a Cristo y buscan ser como él. No estamos interesados solo en traer personas a la iglesia, sino en convertirlos verdaderamente en discípulos de Cristo. Hechos 6:7: “Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe."

La Iglesia necesita enfocarse en hacer discípulos, no solo creyentes. Si vamos a conquistar los siete montes de influencia, entonces como iglesia (ekklesia) necesitamos un cambio de paradigma del Reino. (Romanos 12.1)